¿Por qué tu sitio web es una porquería?

Escrito en Sep 19, 2011 en Blog, Profesional, Sitios web | 0 comentarios

¿Por qué tu sitio web es una porquería?

En algún lugar que no recuerdo leí una aseveración de un diseñador multimedia y autoproclamado genio creativo, donde decía que con un alto grado de confianza podría asegurarle a cualquiera que tuviera un sitio web que su sitio era una porquería, y decía esto aún sin conocer a la persona y ni siquiera haber visto el sitio. ¿Cómo es que el tipo se aventuró a decir tal cosa?

Pues bien, la respuesta, señores lectores, es que la mayoría de los sitios web son una porquería. No me atrevo a lanzar porcentajes, mucho menos darles estadísticas, pero les digo que la gran mayoría de los sitios web están diseñados usando conceptos de finales de los 90. Son simples catálogos en línea y no nos aportan más que lo que hace un tríptico o una tarjeta de presentación.

¿Y entónces cómo se supone que debe ser un sitio web? Pues bien aquí es donde entra algo llamado diseño orientado al usuario o UCDpor User-Centered Design, una filosofía de diseño que enfatiza las necesidades y deseos de la audiencia proyectada.

Y lo menciono antes que otras cosas porque creo que, hoy por hoy, nada es más importante a la hora de diseñar un buen sitio. Si un usuario obtiene lo que quiere y espera de un sitio, estará contento y por el contrario, por más que tengas un buen SEOTécnicas de optimización de motores de búsqueda -Search Engine Optimization- y estrategias de mercadotecnia, si los visitantes no obtienen lo que buscan, eventualmente tu sitio va a palidecer y morir.

Para diseñar según UCD, lo primero que hay que hacer es quitarse a uno mismo de la ecuación. Después de todo no es lo que tú quieras comunicar ni lo que tú crees que los visitantes quieren, es lo que ellos creen que quieren. Pero en la mayoría de los casos tú, desde que empezaste a pensar en un sitio web ya tienes una idea preconcebida de lo que tu audiencia quiere y ya estás, digamos, -demasiado cerca de los árboles para apreciar el bosque-. Por eso es importante contratar a un profesional que entienda la importancia de UCD y que dedique tiempo a meterse en la mente de tu audiencia y pueda traducir eso en una interfaz de usuario y generación de contenidos apropiados.

Y esto es solo el principio, pues no estás buscando visitantes que te visiten una vez y nunca más. Eso no sirve. El éxito es tener visitantes recurrentes, leales y participativos, pero esto se gana entregando más de lo que tu audiencia espera y manteniendo un constante flujo de información. Un sitio de entretenimiento o noticias que no sea actualizado diarimente es tan útil como el periódico de la semana pasada. El sitio de un profesional que no actualice seguido su portafolio de trabajos o que no tenga un blog para escribir con pasión sobre el área en que se desempeña, va por el mismo camino. Contenido nuevo y relevante es esencial para mantenerse en el mercado de hoy.

Dicho de otro modo, si no estás generando contenido fresco y en onda con las necesidades de tu audiencia, entonces, una vez más, tu sitio web es una porquería. Alguno pudiera argumentar que un blog bien mantenido es la respuesta y quizás tenga razón.

Lo que es seguro es que en un mundo convergente como el actual, las actualizaciones constantes y el contenido de calidad son esenciales para lograr permanencia. De ningún modo una empresa puede sentirse tranquila haciendo una única inversión en un buen sitio web. Debe planear el cuidado y la generación de contenidos para ese sitio, de lo contrario lo que estará adquiriendo será algo que se volverá obsoleto 2 minutos después de que un visitante haya entrado.

Ahora, para el deleite de las masas :cool:, les dejo mi legendaria lista de principios básicos para mantener un buen sitio:

  • Evita poner una página intro o splash, pero si realmente quieres o necesitas una, y estás segura de que es bastante buena, asegúrate que se pueda saltar.
  • Siguiendo con las páginas de introducción, piénsalo bien antes de poner animaciones flash, suelen demorar en cargar y ya no entusiasman mucho a la gente.
  • No pongas música de fondo y si lo haces siempre pon una opción para silenciarla.
  • No asumas que Google va a atraer a las masas. Explora otras estrategias como redes sociales, canales de YouTube y medios tradicionales.
  • Asegúrate que tu sitio sea amigable y fácil de navegar. No asumas que el visitante se va a dar cuenta cómo navegar en tu sitio, mantenlo obvio.
  • No impongas un diseño demasiado artificial, sino intenta reflejar tu producto o mensaje. Hasta cierto punto el diseño puede ser aburrido mientras el contenido no lo sea.
  • Trata de guiar a los visitantes a tu objetivo.
  • No llenes tu sitio de módulos, widgets y esas cosas. Alguna vez los contadores de visitas eran la sensación, hoy solo parecen decir “Soy popular y me quedé en 1998”.
  • Evita llenarte de anuncios publicitarios.
  • Siempre incluye enlaces a redes sociales, Facebook y Twitter al menos, aunque ojo con Google+.
  • Prueba el funcionamiento en distintos sistemas operativos y exploradores.
  • Asegúrate de que tu sitio pueda verse decentemente en dispositivos móviles.
  • Aprende sobre UCD: http://en.wikipedia.org/wiki/User-centered_design.

Como nota final, no cometan el error de pensar que lograr un buen sitio en todos los aspectos es un fin en si mismo. Necesitas publicidad, de todos los tipos, SEO, estrategias en redes sociales, anuncios en Internet y por supuesto lo tradicional, como material impreso y radio y TV para los sitios más grandes.


Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *